+

18 tatuajes en el cuello para mujeres que no quieren volver a usar accesorios

  • 10 febrero, 2018
  • ¿Qué odias más?

    Desmaquillarte cuando llegas cansada a casa después del trabajo, la escuela o alguna fiesta.
    Elegir y probarte más de 5 accesorios, de todos los que tienes, para saber cuál es el que mejor va con tu outfit.
    No poder hacer absolutamente nada durante 5 minutos, o más, para dejar que se sequen tus uñas sin arruinarlas cuando te las acabas de pintar.

    Cierto…. todas odiamos las tres opciones o por lo menos alguna vez hemos deseado no tener que hacer todo ese largo proceso para que un solo detalle de nuestro look no parezca un desastre.

    Hoy existen costosas líneas de maquillaje que prometen no tener que desmaquillarnos con ningún producto más que agua. También venden barnices de secado exprés y existe la opción de usar gelish, pero para evitar elegir entre aretes, collares, anillos, etcétera ¿qué se ha inventado? No mucho, al parecer….

    Hace un par de años podríamos haber pensado que sólo Kat Von D se atrevería a tatuar parte de su cuello con una gargantilla eterna. Sin embargo, influencers, instagramers y todo tipo de estrellas de las redes se han sumado a esta tendencia.

    Además de valientes y desafiantes, las mujeres que eligieron un diseño sobre su cuello sabían que no tendrían que preocuparse nunca más por los accesorios. ¿Te identificas con ellas?

    Si es así, estos tatuajes te encantarán y no sólo por su originalidad y aire de rebeldía, sino por la forma en que protagonizan una de las partes más sensuales del cuerpo femenino.

    Además de resaltar el erotismo de tu piel, un tatuaje en el cuello es la garantía de que jamás tendrás que volver a usar accesorios. Los aretes, collares, chokers, las pashminas o cualquier otra cosa que creías necesaria para darle un toque especial a tu look desaparecerán de tu lista de preocupaciones.

    Si no te atreves a cubrir cada uno de los poros de tu cuello, puedes optar por una opción más sencilla como una frase debajo de la barbilla o un tatuaje minimalista cerca del pecho. Poco a poco puedes ir aumentando los detalles en el mismo diseño para hacer más grande tu nuevo y eterno accesorio.